5 actividades que transformó el internet

Internet

La tecnología evoluciona de manera vertiginosa. Pero algunos avances se adaptan tan rápidamente a las rutinas diarias que hasta pueden terminar pasando desapercibidos. Hace 10 años el público masivo nunca había escuchado hablar de la tablet. Una notebook de última generación podía pesar hasta 8 libras y su batería duraba un par de horas. Las posibilidades de conectarse estaban limitadas y por eso no debería sorprender que muchas tareas que hoy no se conciben fuera de internet, en ese momento fueran 100% analógicas.

“La masificación de Internet y de dispositivos potentes, con menor consumo energético y hasta más accesibles, transformó ciertas prácticas. Una 2en1 con procesador Intel de 5° Generación permite ver hasta cinco películas en HD sin recurrir un enchufe. Esto, una década atrás, era impensado”, explicó Mariela Bravo, Gerente de Consumo de Intel Argentina. Para comprender mejor el cambio, Intel elaboró un listado con cinco actividades que supieron ser 100% offline y que se transformaron para siempre por la innovación en la PC, los equipos móviles e Internet.

El álbum de fotos, ahora online

El momento de cada reunión familiar dedicado a repasar las imágenes impresas de un viaje o cumpleaños es cada vez menos habitual. Hoy las fotos se comparten online. “Las tabletas, 2en1 y hasta las All In One con capacidades táctiles son ideales para el consumo de archivos multimedia. Equipadas con procesadores Intel entregan la potencia necesaria para sacar fotos de manera ágil, editar el álbum cómodamente en la amplia pantalla touch, aplicar filtros a las fotos, re encuadrarlas, etcétera. Con el uso de las redes sociales, amigos, familiares y conocidos pueden en cuestión de minutos ‘hojear’ el álbum digital, sin importar la distancia”, detalló Mariela Bravo, Gerente de Consumo de Intel Argentina. Los números confirman esta tendencia. Los argentinos cargan 360 millones de fotos al mes en Facebook.

Del videoclub de barrio al streaming de películas

Ir al videoclub, alquilar una película o anotarse en lista de espera para conseguir el último estreno en DVD es un ritual del pasado. “Hoy los usuarios pueden ver una película en la tableta, sentados en el sillón. Hasta las notebooks han evolucionado de tal modo que son muy cómodas para llevarlas a la cama y reproducir un video: las de 5° Generación pesan la mitad que las laptops de hace 4 años y tienen menos de 15 milímetros de grosor”, sostuvo Mariela Bravo, Gerente de Consumo de Intel Argentina. La preferencia por lo digital se nota en los más jóvenes. Según la Encuesta Nacional de Consumos Culturales del Ministerio de Cultura, el 52% de las personas de hasta 29 años ve o baja películas por Internet.

El adiós a los CDs

La misma encuesta reveló que el 79% de los chicos de 12 a 17 escuchan música online. Durante la última década estuvo en discusión la música digital pero ya se puede decir que es una realidad. Según la Federación Internacional de la Industria Discográfica, el año pasado las ventas de música digital a nivel mundial igualaron por primera vez a las físicas.

El turista online

La figura del agente de viajes está arraigada en la cultura y es posible que cada familia tenga una agencia amiga. Pero hoy cada vez más personas optan por planificar ellos mismos sus vacaciones en internet. Según la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el 30% de las ventas online entre 2009 y 2013 estuvo representado por el rubro “pasajes y turismo”. “Los consumidores valoran ahorrar tiempo y son ‘multitaskers’. Con tabletas con procesadores Intel Core de última generación pueden mandar mails de trabajo mientras chequean precios de vuelos en varias agencias distintas, todo a la vez, sin sacrificar rendimiento”, afirmó Mariela Bravo, Gerente de Consumo de Intel Argentina.

La cartelera del suplemento espectáculos: una reliquia

Abrir la edición de papel de un suplemento de Espectáculos y buscar una función en el cine más cercano era el primer paso para una salida entre amigos, en pareja o para entretener a los chicos en vacaciones de invierno. Pero la tecnología transformó este clásico. Según el Barómetro de Consumo de Google, el 62% investiga online, ya sea en portales especializados o en las propias páginas del cine, antes de ir a ver una película. La mayoría compra luego en la taquilla. Sin embargo, el 22% aseguró que en última compra investigó y concretó la transacción directamente en internet.