AT&T compra T-Mobile y se convierte en numero uno

 

AT&T, el segundo mayor operador de telefonía de los Estados Unidos ha movido ficha por sorpresa al adquirir T-Mobile, dando lugar al mayor grupo de telecomunicaciones de ese país, por encima de Verizon.

 

De esta forma, AT&T se hace con la filial estadounidense de la firma alemana Deutsche Telekom que ocupaba el cuarto puesto de las operadoras en EE.UU y a la que han convencido poniendo sobre la mesa 39,000 millones de dólares (27,500 millones de euros), 25,000 de los cuales se abonarán en efectivo.

 

Esta operación ha sido confirmada hace apenas unas horas para sorpresa de buena parte de la industria de las telecomunicaciones, ya que supone reducir de cuatro a tres el número de operadoras que luchan por hacerse con el mercado estadounidense.

 

La adquisición afecta de forma muy directa a Sprint Nextel, la tercera operadora del país que al parecer planeaba hacerse con T-Mobile antes de AT&T se adelantara.

 

En virtud del acuerdo, Deutsche Telekom tendrá un puesto en el Consejo de Administración del nuevo gigante y formará parte del accionariado con acciones por valor del 8% de su capital, mientras que AT&T mejorará su red de comunicaciones gracias a las infraestructuras de T-Mobile.

 

El acuerdo está pendiente de recibir la aprobación de las autoridades reguladoras de la competencia, que tendrán que mirar con lupa los términos de esta compra ya que supone un gran cambio para el panorama de las telecomunicaciones en EE.UU.