El futuro de nuestras conexiones a Internet

Alcatel Internet 5G

Según Alcatel-Lucent, conexiones móviles de quinta generación (5G) y de fibra directamente a la casa u oficina (FTTx) serán algunas de las tecnologías complementarias con las que gobiernos latinoamericanos lograrán avanzar en el cierre de brechas en los próximos años. Aunque en nuestros países aún se está empezando a utilizar 4G, la quinta generación está planificada para implementarse a partir de 2020, lo cual significa que en nuestros países podría llegar en 2023 en adelante, aunque la adopción de estas nuevas tecnologías cada vez se hace en menos tiempo..

Banda ancha para todos sigue siendo uno de los principales propósitos de los gobiernos en todas partes del mundo y Latinoamérica no es la excepción. A pesar de los avances que los diferentes países latinoamericanos han tenido en los últimos años, llevar la conectividad a toda la población y lograr cerrar las brechas digitales que aún se presentan es un desafío que enfrentan casi todos los países en las distintas regiones.

Si bien los más importantes avances registrados en el último tiempo han venido de lado de las conexiones móviles (según la Unión Internacional de Telecomunicaciones UIT, con las cifras consolidadas del 2014 la penetración de la banda ancha móvil alcanzaría el 32%, mientras que la de la fija el 10%), solo la convergencia de las redes móviles y fijas permitiría el crecimiento de la ultra banda ancha en todos los escenarios y segmentos de la población en adelante.

“Es cierto que las conexiones móviles son las que más están creciendo y triplican en este momento a las conexiones fijas, pero lejos están este tipo de conexiones de desaparecer”, explica Gustavo Tonini, director de Soluciones de Alcatel-Lucent para América Latina.

Según el representante de la empresa tecnológica especializada en brindar soluciones de redes y conectividad a operadores y diferentes segmentos empresariales, hay varios factores que aseguran el futuro de las redes fijas en el tiempo.

Lo primero es que, si bien las conexiones móviles son la mayoría, dos terceras partes del tráfico de datos (70%) se da en las redes fijas que los usuarios tienen en los hogares u oficinas. Según los estudios realizados por Bell Labs, centro de investigación de Alcatel-Lucent, en la mayoría de los casos la descarga de contenidos de video, OTT, aplicaciones o juegos –que son las más exigentes- se da principalmente cuando el usuario está conectado a una red WiFi o a una small cell. “Para que esta experiencia siga siendo positiva, aún ante la mayor exigencia por parte de los usuarios, se necesita que las redes fijas sean actualizadas y por eso es que tecnologías que las potencian como GPON y VDSL con Vectoring están siendo implementadas por operadores en todo el mundo”, destaca Tonini.

Otro punto importante es que si bien las redes móviles son definitivas para llevar la conectividad a zonas rurales, las fijas se mantienen como la opción ideal cuando se trata de mejorar la calidad de las señales y los servicios que se prestan en las ciudades, asegura el representante de Alcatel-Lucent.

El experto advierte también que incluso las redes móviles están fundamentadas en las fijas para poder operar. Es el caso de LTE, la tecnología con la que se viene masificando 4G en diferentes países y que requiere de estaciones base para ser ágiles y poder dar los servicios requeridos en la actualidad.

“Por este tipo de situaciones es que se ha venido popularizando que LTE es la tecnología inalámbrica más alámbrica que existe”, precisa el vocero de la firma tecnológica.

Un último indicador que, según el experto, asegura el futuro de las redes fijas es la nube, que le permite a los operadores entrar en la cadena de valor de las aplicaciones que se imponen en la actualidad o que van a venir en un futuro. La predicción indica que todo lo que tiene que ver con nubes de almacenamiento, comunicaciones, productividad, juegos y demás va a hacer que la red del operador sea lo primordial en la ecuación en el negocio de las telecomunicaciones.

“A partir de estas tendencias y razones es que los gobiernos deben seguir viendo el avance de las redes fijas como un aspecto clave para hacer crecer la ultra banda ancha en la región y para avanzar de manera definitiva en el cierre de brechas provocado por la conectividad en diferentes segmentos de la población”, resalta el representante de Alcatel-Lucent.

Las tecnologías del futuro

En estos escenarios en los que la convergencia entre las redes móviles y fijas están aseguradas, tecnologías como 5G y FTTx se vislumbran como los grandes avances que se verán en la región latinoamericana en los próximos años.

La primera es la tecnología inalámbrica de quinta generación (sucesora de 4G) que permite la Ultra Banda Ancha Móvil. Actualmente se encuentra sin estandarizar y su masificación se calcula para comienzos del 2020, permitiendo velocidades de hasta 1 gigabit por segundo (Gbps).

Al hablar de la evolución de la tecnología de las telecomunicaciones fija nos referimos al acceso de Ultra Banda Ancha sobre fibra óptica, que sustituye total o parcialmente el cobre de bucle de acceso. En específico se menciona al FTTH (iniciales de Fiber To The Home) que es básicamente tecnología GPON y su evolución como NGPON2 que multiplica x 4 la capacidad del GPON de hoy y FFTO (Fiber To The Office) que son enlaces punto a punto y su evolución como 10GPON, que hacen referencia al proceso de llevar los cables de fibra óptica directamente al hogar o a la oficina y permitirían llegar al 1 Gbps en el hogar o 10 Gbps a la oficina y que es el sueño de cualquier operador. También están FTTx osea, llevar la fibra no hasta la casa o la oficina sino hasta lugares cercanos como el Poste (FTTp) que utiliza la evolución de las tecnologías xDSL, que hoy es VDSL/Vectoring, hacia conceptos más avanzados como el Vplus y el Gfast, que permiten velocidades cercanas al Giga en distancias de cobre más cortas que las usadas en la actualidad.

Con estas tecnologías se potencian las redes y velocidades, permitiendo a los operadores desplegar servicios más avanzados como IPTV y aplicaciones que seguramente se desarrollaran en el futuro basándose en esta nueva Ultra Banda Ancha y que hoy tal vez sean impensables debido al límite de la banda ancha actual.

“Empezar a considerar este tipo de tecnologías en la región es la posibilidad que tienen los gobiernos latinoamericanos de avanzar final y decididamente hacia la banda ancha para todos y hacia el cierre de brechas en la próxima década”, concluye Gustavo Tonini.