Intel cometio error que le costara US$1,000 millones

Intel el mas grande fabricante de procesadores, anuncio que hay un error de diseño en su nueva linea de chipsets conocida como “Cougar Point” que se usan en las placas de los nuevos procesadores Sandy Bridge la segunda generación de Core i5 y Core i7.

Se informo ademas que se han paralizado las ventas de estos chipsets y que han comenzado a producir una nueva version corregida que se comenzara a vender en febrero, mientras tanto han destinado $700 millones para reemplazar las defectuosas.

Según los cálculos de Intel “son relativamente pocos” los usuarios afectados por el fallo en “Cougar Point” ya que las unidades con problemas se están vendiendo desde el pasado 9 de enero.

Los sistemas afectados son los que se han vendido con la segunda generación de Core i5 y Core i7.

A los US$700 millognes hay que sumarle unos US$300 millones de perdidas en ventas, haciendo una suma de aproximadamente mil millones de dolares.

El problema provoca que las unidades que son conectadas utilizando los puertos SATA de la controladora nativa; vayan sufriendo una merma de rendimiento que, con el paso del tiempo, podría desencadenar una corrupción en los datos almacenados.

Una aclaracion enviada por Intel:

Intel Corporation refuerza que el error del diseño divulgado ayer por la empresa afecta solamente los chipsets Intel® 6 Series, y no su nueva familia de microprocesadores. El chipset es un circuito integrado a las  placas madres que es responsable por realizar la comunicación entre el procesador y otros componentes del ordenador, como memorias, discos duros o periféricos. Los problemas informados por Intel hacen referencia solamente al nuevo chipset de la empresa, mientras ningún microprocesador presentó defectos.