Intel Xeon Phi, chips para inteligencia artificial


Estamos claramente en la era de los datos. Cuando, en el año de 2020, comencemos a conectar más de 50 billones de máquinas y dispositivos, veremos la cantidad de datos generados aumentar en órdenes de magnitud más allá de lo que vemos hoy. De hecho, coches conectados generarán 4 terabytes por día y una fábrica conectada podrá crear más de 1 petabyte por día. En comparación, un reproductor MP3 con un petabyte de canciones reproduciría continuamente por 2.000 años.

Sin embargo, los datos por sí mismos tienen un valor limitado. Cuando aplicamos análisis avanzado para empoderar a las máquinas con inteligencia similar a la humana, podemos tener un cambio real. Aquí es donde la inteligencia artificial empieza a ser realmente emocionante. Ya sea un plan de tratamiento altamente personalizado para un paciente de cáncer o mejores rendimientos de las cosechas para alimentar el mundo, tener visiones más profundas a partir de estos datos complejos es fundamental para generar más valor para las empresas y para la sociedad.

Para convertir esto en una realidad, Intel divulgó la nueva generación de la familia de procesadores Intel Xeon Phi (código nombrado Knights Mill), centrado en el aprendizaje automático de alto rendimiento e inteligencia artificial. Knights Mill debe estar disponible en 2017, está optimizado para implementaciones analíticas en escala e incluirá mejoras importantes para el entrenamiento de aprendizaje profundo. Para las aplicaciones de aprendizaje automático de hoy, el aumento de tamaño de la memoria de la familia de procesadores Intel Xeon Phi está ayudando a los clientes como Baidu a facilitar el entrenamiento eficientemente de sus modelos.

Por supuesto, mover todos estos datos para dentro y entre centros de datos será fundamental. Intel anunció que sus primeros transceptores ópticos Intel Silicon Photonics 100G ya están disponibles comercialmente. Este importante avance permite que los principales proveedores de servicios de nube, como Microsoft Azure, usen el poder de la luz para mover grandes cantidades de información en la velocidad de 100 gigabits por segundo en distancias de hasta varios kilómetros sobre cables de fibra óptica usando señales ópticas.

Fotónica de silicio es una combinación de dos de los más importantes inventos del siglo XX —el circuito integrado de silicio y el láser semiconductor. Con esta combinación, la luz se ha integrado en la plataforma de silicio de Intel, aprovechando el ancho de banda y el alcance de la conectividad óptica, sobre recursos de escala y tecnológicos del silicio.