Interesante estudio sobre el auto conectado

auto conectado estudio

El auto conectado lleva siendo el término de moda en el sector automovilístico desde hace varios años. Pero el gran interrogante es saber si los usuarios están listos para su irrupción definitiva en el mercado. El informe que publica hoy Telefónica indica que sí, que existe suficiente demanda global de vehículos conectados y de los servicios que ofrecen como demuestra el 70% de los conductores encuestados que se mostraron interesados en utilizar o ya están utilizando estos servicios.

De hecho, aproximadamente la mitad de los usuarios consideran que características como la conectividad incorporada y la posibilidad de conectar un smartphone, serán factores decisivos en la compra de su próximo auto. Funciones de seguridad, alerta temprana y una mejor navegación son algunas de las más solicitadas por los conductores. En concreto, para un 73% las funciones de seguridad y de diagnóstico son las más importantes.

Estas son algunas de las conclusiones que arroja el informe sobre la Industria del Automóvil Conectado 2014 de Telefónica, informe que contiene un trabajo de campo independiente basado en la encuesta a 5.000 conductores de Alemania, Brasil, España, Estados Unidos y Gran Bretaña, además de la opinión de seis de los más importantes fabricantes de automóviles del mundo.

El informe incide en algunos de los temas tratados en el informe sobre el sector que Telefónica publicó en 2013 y en el que se destacaba, entre otras cosas, que el número de vehículos con conectividad integrada aumentaría del 10% por ciento del total del mercado en 2013, al 90% en 2020. El informe de 2014 ofrece la visión del conductor con respecto a la que es la mayor transformación del sector automovilístico en más de un siglo, detalla las oportunidades y retos del sector y anticipa las tendencias del mismo.

Principales tendencias que identifica el informe:

​1. Existe una demanda suficiente de servicios para vehículos conectados. El 71% de los conductores encuestados a nivel mundial se mostraron interesados en utilizar o ya están utilizando este tipo de servicios. En el caso de España, donde un 6% delos encuestados utiliza ya este tipo de servicios, el porcentaje se dispara hasta el 85%. El 36% señaló que los tendrá muy presentes a la hora de comprar un nuevo vehículo.

​2. El 80% de los usuarios esperan que el auto conectado del futuro ofrezca la misma experiencia de conexión a la que están acostumbrados en casa, en el trabajo y en su vida diaria a través de su teléfono móvil.

​3. En todos los mercados donde se realizó la encuesta, hubo un consenso claro sobre las tres características más populares: las que incrementan la seguridad, los sistemas de alerta temprana y los de navegación más inteligente. Tres cuartas partes de los encuestados (73%) consideran las funciones de diagnóstico y de seguridad como las más importantes, una clara indicación de las áreas en las que se espera que los servicios conectados se enfoquen en el futuro. Este porcentaje en España se eleva hasta el 81%, el más alto de los cinco países donde se realizó el estudio. Los modelos de pólizas de seguros basadas en los hábitos al volante del conductor son muy populares también, con un 54% de los conductores del Reino Unido eligiéndolas como uno de los servicios del coche conectado en el que estarían más interesados (un 48% en España).

​4. Una media del 35% de los usuarios, también en España, no creen que serán propietarios de un vehículo en 2034 y que, en cambio, estarán utilizando otras alternativas como los servicios para compartir coche.

​5. El vidrio delantero es el lugar del auto desde el que los conductores prefieren acceder a los servicios de conectividad, especialmente los referidos a la seguridad, navegación y diagnóstico del estado del vehículo. Más de un 60% de los encuestados en todos los países prefieren esta alternativa a otras como la utilización de un dispositivo aparte dedicado a estos servicios o la utilización del propio smartphone o tableta.

​6. Dependiendo del país, los conductores prefieren pagar por los servicios de conectividad de diferente forma. La mayoría de los españoles prefieren un solo pago (49%) mientras que los de Estados Unidos, Alemania y Gran Bretaña estarían a favor de la conectividad básica con la opción de elegir los servicios adicionales. Los brasileños están divididos entre esta última opción y el modelo de prepago, lo que indica un grado de flexibilidad que no se ha visto en otros países.

​”Desde el punto de vista del conductor, está claro que la demanda de servicios de conectividad en el vehículo es incuestionable. A pesar de que la carrera acaba de comenzar, la gente está preparada y sabe lo que quiere, si bien todavía existen retos importantes para un despliegue global”, ha señalado Pavan Mathew, Director Global de Coche Conectado de Telefónica. “En la actualidad, muchos usuarios vinculan únicamente los servicios de conectividad a cosas como el infoentretenimiento o el WiFi, pero esta percepción cambia cuando conocen la variedad de opciones que esta tecnología puede ofrecer. Seguridad y diagnóstico parecen ser las funciones más atractivas para los conductores, lo que demuestra hasta qué punto la seguridad vial y el mantenimiento del vehículo son factores importantes que influyen en la decisión de compra del consumidor”.

​“Para los próximos años esperamos un aumento gradual de la conectividad integrada en los vehículos, pero no se producirá una explosión en los próximos 12 meses”, señala Pavan Mathew. “La razón radica en la complejidad de los desafíos que están tratándose de resolver en cuanto a conectividad”.

​A principios de este año Telefónica anunció un acuerdo con Tesla, el fabricante líder mundial de vehículos eléctricos para proporcionar la conectividad del Modelo S en Europa.

La opinión de expertos del sector:

​El informe de Telefónica incluye la opinión de siete expertos de la industria, entre las que se encuentran las siguientes:

​”La autonomía tiene, obviamente, implicaciones para los dueños de automóviles, y como una empresa con 110 años de historia nos tomamos muy en serio nuestra herencia de cara a los próximos 100 años. En la próxima década, creo que veremos como el interés por la autonomía del coche se verá eclipsada ligeramente por el uso de materiales inteligentes en los vehículos. Materiales que desvían el agua, refractan la luz o cambian de color. Es más, creo que veremos cosas increíbles como materiales nano electromecánicos, que pueden ser la base para comenzar a desarrollar cosas como circuitos de auto-formación y materiales auto transformables. Estos avances comienzan a cambiar nuestra percepción sobre como la forma y la sustancia son influenciadas por el entorno, transformando lo que entendemos sobre la dimensión actual de lo físico”. John Ellis, Tecnólogo Global y Jefe del Programa de Desarrollo de Ford Company.

​“Estamos viendo que existe un deseo por parte de los consumidores por tener el mismo nivel de conectividad en el coche que tienen en la calle, en su casa o cuando utilizan el transporte público. No quieren desconectarse de su vida normal aunque sólo estén dos o tres horas al día en el coche”. Ian Digman, Director General de Nissan.

​”Veo una enorme evolución más allá de la telemática y servicios como el diagnóstico del vehículo, la seguridad o la notificación de accidentes hacia la seguridad activa y los aspectos automatizados de la conducción. También creo que la comunicación entre vehículos va a crecer muy rápidamente en los próximos cinco años. Lo realmente atractivo de esta tecnología es que el protocolo de comunicación se puede utilizar para una serie de
servicios más allá de la comunicación del vehículo, por lo que beneficia a la infraestructura también”. Henry Bzeih, Jefe de Estratega de Tecnología, KIA Motors.

​”Para nosotros todo se reduce a las cosas que hacen del coche un vehículo mejor. Cuando hablamos con los clientes sobre la conectividad dicen: bueno, es un coche, así que lo que quiero que haga son las funciones por las que lo compré. Quieren que sea más seguro, más inteligente y más económico. La conectividad es una oportunidad para los fabricantes y analizamos cómo podemos ayudar a reducir los costes del cliente, que el coste de mantenimiento sea más bajo, dando consejos sobre cómo conducir de forma más eficiente para maximizar el combustible, ayudando a encontrar la ruta más eficiente o la fuente de combustible de menor coste”. Greg Ross, Director de Estrategia de Producto y de Infoentretenimiento para el grupo GM.