Nuevo lente Canon EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM

Canon EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM

Canon anunció el lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM de Canon, la segunda generación de un súper lente con zoom telefoto compacto que presenta avances importantes en la calidad óptica, el rendimiento de estabilización de la imagen en cuatro pasos y un diseño de anillo de zoom rotativo. Este nuevo súper lente con zoom telefoto de la serie L, presenta un robusto cuerpo de magnesio, con la reconocida resistencia a la intemperie perteneciente a la serie L de Canon para cumplir con las necesidades de los fotógrafos de vida silvestre y deportiva o a los reporteros gráficos que trabajan a la intemperie.

Totalmente compatible con todas las cámaras EOS, el lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM presenta una fórmula óptica completamente rediseñada que contiene un elemento de flúor y un lente súper UD, una combinación exclusiva para lentes en esta gama de enfoque, que ayuda a entregar imágenes nítidas de alta resolución y contraste. Esta combinación de elementos ayuda a suprimir completamente la aberración cromática en toda la gama del zoom.

“El lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM de Canon es la evolución lógica del muy popular lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS USM que introdujimos al mercado hace 16 años”, señaló Kenji Kobayashi, presidente de Canon Latin America Inc., “Este largamente esperado lente de próxima generación se creó para que sea un lente zoom telefoto sumamente portátil y adaptable para los fotógrafos profesionales modernos y aficionados avanzados de la actualidad”.

Se redujo la distancia mínima de enfoque del lente a solo 3.2 pies (0.98 m), para aquellos fotógrafos que deseen trabajar lo más cerca posible de sus objetivos, lo que da un resultado de máxima ampliación de 0.31 x. El lente original EF 100-400mm f/4.5-5.6L IS USM era ampliamente conocido por su ajuste de presionar y halar, pero el lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM usa un anillo zoom de tipo rotativo similar al que usa el lente EF 70-300mm f/4-5.6L IS USM, el cual permite ajustes más precisos, manejo más fácil y un excelente balance constante del peso durante la fotografía sin trípode. Además, el lente presenta un anillo de ajuste de la fuerza de torsión mejorado que permite fijar fácilmente la tensión del zoom según las preferencias personales para fotografiar.

El lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM de Canon también presenta un sistema de enfoque interno, un poderoso y a la vez silencioso anillo USM, una CPU de alta velocidad y algoritmos de enfoque automático optimizado (AF) para el enfoque automático rápido y preciso en varias situaciones de tomas fotográficas.

El lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM ofrece tres modos de estabilización de imagen (IS): estándar, tomas horizontales y durante la exposición solamente. Cada modo de IS se diseñó individualmente para que ayude a proporcionar resultados extraordinarios en una amplia variedad de situaciones de tomas fotográficas, y todas sirven para satisfacer las preferencias personales de los fotógrafos en base al tipo de IS que desean. El IS óptico ofrece hasta cuatro pasos de corrección de velocidad del obturador, incrementado de 1.5 pasos en el modelo anterior.

Además, el lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM presenta el recién creado revestimiento esférico por aire de Canon (ASC) el que ayuda a reducir de modo significativo las imágenes fantasma y los destellos en la iluminación posterior, así como la apertura circular de 9 cuchillas del diafragma electromagnético que ayuda a mejorar la belleza de los fondos ligeramente desenfocados.

Al igual que con todos los lentes de la serie L, el lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM de Canon es altamente resistente al polvo y al agua, con una duración excelente incluso en condiciones adversas, ideal para los fotógrafos de la vida silvestre en ambientes de selvas tropicales, o de los fotógrafos deportivos en los bordes de las canchas de juego captando fotos en movimiento de un gran juego. La película de flúor en las superficies frontal y posterior de los lentes puede repeler partículas de polvo y gotas de agua. También facilita la remoción de manchas y de huellas dactilares sin utilizar líquido de limpieza.

Con el lente se incluye el nuevo parasol de lente ET-83D, que ofrece una ventanilla lateral conveniente e ingeniosamente ubicada que le permite al usuario ajustar fácilmente los filtros especiales sin quitar el parasol del lente. Además, el lente EF 100-400mm f/4.5-5.6L II USM de Canon está equipado con un nuevo diseño desprendible de soporte para trípode, el que puede quitarse para disminuir el peso durante la operación de la fotografía sin trípode.