Nuevos sensores Epson para evaluar daños en terremotos

 
Dentro del marco del “Proyecto Especial para Reducir la Vulnerabilidad en Megaterremotos Urbanos” se realizaron pruebas de temblores en un modelo a escala aproximada de 1:3.3, de un edificio alto de hormigón armado con el sistema de monitoreo Epson, en las Instalaciones Tridimensionales a Gran Escala de Prueba de Terremotos (llamadas “E-Defense”), ubicadas en Hyogo, Japón.

Este proyecto estratégico se lleva a cabo dentro de uno aún más amplio, sobre investigación de desastres y terremotos, patrocinado por el ministerio como preparación para un pronosticado “megaterremoto” bajo el área metropolitana de Tokio. La prueba de este sistema de monitoreo se realizará en un sub-proyecto para estudiar el mantenimiento y la restauración de las funciones urbanas. El objetivo es construir un sistema que permita evaluar en forma rápida la integridad de la infraestructura urbana e identificar cualquier daño inmediatamente después de un terremoto de gran escala.

Al igual que en ensayos anteriores, el sistema de monitoreo utilizado en las actuales pruebas de temblores sobre un edificio de hormigón armado emplea un sistema de detección (medición) basado en la pequeña unidad de medición inercial (IMU) de alta precisión M-G550-PC de Epson.

Este sistema está equipado con 158 unidades IMU de seis ejes de Epson, contando cada una de ellas con giroscopios en tres ejes y un acelerómetro triaxial, pudiéndose instalar sobre la estructura o las paredes de un edificio para medir con precisión sus temblores y giros, y realizar además una medición simultánea ultra multipunto de 948 canales. Asimismo, como está accionado a 500 Hz, puede adquirir hasta 500 bits de datos por segundo. Estas unidades poseen una interfaz y dos sistemas conectados en serie en cada piso, permitiendo capturar datos planares de temblores en cada nivel. Además, el uso de un procesamiento de sistema distribuido posibilita una rápida obtención de la información deseada dentro de un alcance predeterminado.

El laboratorio de ingeniería de Shimizu Corporation, compañía constructora encargada de desarrollar el sistema de monitoreo para el proyecto, comentó que podían confirmar la durabilidad de los sensores de Epson ya que funcionaron perfectamente en todas las etapas de experimentos previos hasta que el edificio de prueba se destruyó. Con estos resultados, esperan poder seguir trabajando con la compañía para ayudar a crear edificios que la gente pueda utilizar con completa tranquilidad.

Un megaterremoto o un terremoto violento con epicentro en Tokio originarían la necesidad de determinar si los edificios pueden seguir siendo utilizados. Sin embargo, con muy pocos inspectores para realizar las inspecciones visuales y demás verificaciones necesarias para determinar la seguridad de una vasta cantidad de estructuras, llevaría una enorme cantidad de tiempo obtener la información requerida con el fin de realizar esta determinación. Por dicha razón, se consideró esencial tener un sistema que pueda evaluar y determinar rápidamente la condición de las estructuras. Es por ello que también existe una necesidad urgente de establecer una técnica para identificar con precisión daños ocultos que no se puedan ver desde el exterior.

“Considerando los actuales cambios sociales y tecnológicos, Epson cree que la necesidad de contar con sensores de precisión que puedan mostrar información que antes no era visible aumentará en el futuro”, comentó Yoshiyuki Moriyama, Director General de Operaciones de Sistemas de Detección de Epson. “Epson continuará aprovechando su tecnología original para brindar unidades IMU y demás sistemas de detección que permitan contribuir en forma significativa a los productos y servicios de nuestros clientes”.