Oracle compra Sun a precio de 7.400 millones de dólares

oracle-logo

Oracle declaró anoche en su sitio web oficial su compra de Sun por un valor total de 7.400 millones de dólares y por el valor de cada acción de 9,5 dólares. Oracle logró con esto Java y Solaris. Java es una de las más conocidas marcas de la industria informática y también una de las tecnologías de más amplia aplicación. Es la tecnología de software más importante comprada por Oracle en su historia.

“La compra de Sun transforma el sector de las tecnologías de la información. Oracle será la única compañía que podrá diseñar un sistema integrado donde todas las piezas funcionan juntas, de forma que los clientes no tendrán que unirlas ellos mismos”, aseguró el consejero delegado de la firma compradora, Larry Ellison, en un comunicado.

De acuerdo con el análisis de un experto, en la actualidad, es difícil evaluar de manera concreta dicha transacción solamente por el valor total de fondos. Pero, en comparación con la compra de Sun por IBM, la compra de Sun por Oracle puede romper con el monopolio del servidor UNIX, permitiendo a los usuarios tener más opción.

Los directores de Sun aprobaron unánimemente la transacción y estiman que ésta le aportará ganancias de al menos 15 centavos de dólar por acción en sus resultados al cabo del primer año después del cierre de la operación.

Las acciones de Sun subían un 27,1 por ciento, a 8,5 dólares, antes de la apertura del mercado, mientras que las de Oracle caían un 4,2 por ciento, a 18,25 dólares.

De este modo, Oracle ha asumido el papel que durante algún tiempo parecía destinado a IBM.

“Oracle y Sun han sido empresas pioneras del sector y socios durante más de veinte años”, añadió el presidente de Sun, Scott McNealy, quien aseguró que esta unión entre ambas firmas es resultado de “una evolución natural” de su relación y supondrá un “hito” en la historia del sector.

Este acuerdo supone una gran derrota para IBM y un gran éxito para Sun, que había mostrado su interés por encontrar una firma que tomara las riendas de la empresa después de que el “Gigante Azul” retirara su oferta por 7.000 millones de dólares.