Samsung tendrá pérdidas billonarias por el defecto del Note 7

samsung galaxy note 7 incendio
Los teléfonos de Samsung comunmente se ven envueltos en escándalo por mala calidad pero el Note 7 se ha convertido en el más desastrozo lanzamiento. La semana pasada se reportaron varios de estos teléfonos incendiados mientras cargaban, y el fin de semana Samsung confirmó que ha detenido las ventas por un defecto en la batería que afecta la mayoría de estos dispositivos.

Este contratiempo afectará a las cuentas de la empresa. Según cálculos de Strategy Analytics, le costará unos 5,000 millones de dólares, que sería entre el 5 % y el 6 % de los ingresos que deberían conseguir los teléfonos Samsung en 2016.

Se estima que la cifra de teléfonos potencialmente peligrosos ascendería al 65% que es el porcentaje de unidades que han fabricado en las instalaciones coreanas y vietnamitas.

La consultora tiene en cuenta, a la hora de hacer sus cuentas, que el defecto del Note 7 reducirá las ventas anuales debido a la consecuente pérdida de confianza entre los usuarios y un daño inevitable a la imagen de la marca.

Antes de detectarse el problema, se creía que Samsung colocaría unos 14 millones de Galaxy Note7 en todo el mundo. Esa cifra se sitúa ahora por debajo de los 10 millones de unidades.

Los analistas también creen que el retiro del Galaxy Note7 provocará una reducción del margen de beneficio de los teléfonos Samsung del 1.5 %.