Sismo en Honduras causa problemas de internet en America

El sismo de 7.1 grados en la escala de Richter, ocurrido este jueves en la madrugada, provocó la rotura de un tramo del cable de fibra óptica submarino que une la comunicación internacional de datos e Internet hacia Norteamérica y hacia el mundo de operadores de nuestra región.

Según un comunicado de Telefónica del Perú, una vez detectado este hecho entró en funcionamiento la ruta de respaldo por el Atlántico.

La compañía, a través del operador internacional Tiws, quien provee el servicio de conexión para los servicios de datos y Speedy de Telefónica, está realizando esfuerzos para mejorar el respaldo y mitigar la sensación de lentitud que actualmente perciben nuestros clientes residenciales y empresariales.

Se estima que esta ampliación estará disponible para poder hacer frente a las horas punta del servicio que se dan a partir de las 16:00 horas.

El punto de corte de cable ha sido ubicado en altamar, a 200 kilómetros de la costa de Guatemala (Puerto Barrios), lo que hace compleja y difícil la reparación definitiva, que podría llevar entre siete y quince días de trabajos en la zona.

Telefónica del Perú está coordinando directamente con el Centro de Gestión de Tiws, ya que el problema abarca a muchos otros proveedores del servicio de Internet de la región.

Asimismo, se viene monitoreando el tráfico internacional Internet, observándose cierta lentitud. Por esta razón, se sugiere a los usuarios limitar el uso de internet a la navegación, correos y consultas, y no usarlo en entretenimiento (juegos en línea, películas y vídeos), ya que esto consume mucho más ancho de banda.

El terremoto de 7,1 grados en la escala de Richter que sacudió hoy a Honduras dejó cinco fallecidos y al menos una decena de lesionados, dos de ellos en San José de Colinas, departamento occidental de Santa Bárbara, donde el techo de una vivienda cedió por la fuerza del fenómeno natural.

El movimiento telúrico, que se sintió en casi todo Honduras, lo mismo que en Guatemala, El Salvador y Nicaragua, se registró a más de 100 kilómetros de la costa caribeña de Honduras hacia las 02.26 horas locales (08.26 GMT), cuando la mayoría de los hondureños dormían.