La tecnología y la educación de los niños

tablets educativas intel

Los niños cuentan con una habilidad sorprendente para saber cómo dominar las nuevas tecnologías. Desde teléfonos inteligentes hasta tabletas y los nuevos dispositivos táctiles 2 en 1, actualmente es muy común ver a un niño deslizar de forma intuitiva las pantallas y presionar los botones con seguridad.

Lo que muchos padres aún no saben, es que estos “juguetes” tecnológicos pueden ser de gran beneficio para el aprendizaje de sus hijos, ya que cuanto más interactivo sea el aparato, esto es mucho mejor. Los niños que están interactuando con la pantalla cometen menos errores y aprenden a un ritmo más acelerado. Dejarlos entrar en contacto con esas tecnologías, les permite tener más información que les ayudará a mejorar sus conocimientos, por lo que estamos seguros que esta tecnología llego para quedarse.

Según un estudio realizado por el portal Universia con maestros de la región de América Latina, el 97% de los entrevistados asegura que las nuevas tecnologías significan una oportunidad para mejorar la educación en el país. Sin embargo, de acuerdo con la encuesta, el 82% de los maestros cree que aún no se utilizan adecuadamente las nuevas tecnologías en el salón de clase.

Pensando en eso Intel desarrolla soluciones educativas, las cuales comprueban que han ayudado a más de 10 millones de profesores a mejorar la educación de cientos de millones de estudiantes en más de 100 países. Estas tecnologías están enfocadas en los estudiantes y ayudan a mejorar el rendimiento, expandir las oportunidades de crecimiento y a construir una economía de innovación. La gama de dispositivos de Intel incluyen notebook, tabletas y los dispositivos 2 en 1 diseñados por Intel Education Solutions para promover el nuevo modelo de enseñanza y aprendizaje en clase.

Estos dispositivos han sido diseñados para permitir el aprendizaje interactivo y de colaboración, con el objetivo de preparar a los estudiantes para el éxito en las escuelas y más allá del salón de clases. Estos diseños de referencia están alineados con la plataforma de Intel Educación que ayuda a profesores y estudiantes en el aprendizaje enriquecido por la tecnología. Entender la tecnología y cómo funciona forma parte del aprendizaje. La tecnología puede ser una herramienta útil e interesante, si se utiliza en el lugar adecuado para ayudarnos a aprender, y no todo el tiempo, ni como reemplazo de otras cosas.

Además de proporcionar dispositivos totalmente enfocados en la educación, las iniciativas de educación presentadas por la compañía son el compromiso sostenido de Intel para preparar a los estudiantes, en todas partes, con las habilidades necesarias para prosperar en la economía del conocimiento, mediante la mejora de la enseñanza y el aprendizaje a través del uso efectivo de la tecnología, y tener más habilidades que los ayuden en las matemáticas, la ciencia y la enseñanza de la ingeniería y la investigación.

Pero entregar la tecnología a los maestros y niños no es una solución eficaz. La meta principal de Intel es que los docentes latinoamericanos estén preparados para aplicar el uso de la computadora al sistema de enseñanza existente, como un instrumento de producción, para imaginar y diseñar ambientes de educación concretos, que pongan en marcha procesos activos de construcción de conocimiento. Con eso, los maestros pueden aplicar en sus clases lo que aprenden y ayudar a los niños y jóvenes a desarrollar habilidades para competir en el contexto global.

Los docentes aprenden entre ellos sobre cómo, cuándo y dónde incorporar las herramientas y recursos tecnológicos a sus planes de estudio. Además, experimentan nuevos enfoques para implementar instrumentos y planear lecciones enfocadas a las metas de aprendizaje y los programas oficiales de estudio. Incorporan el uso del Internet, el diseño de páginas Web y los proyectos de los estudiantes como vehículos para obtener un aprendizaje significativo.

Anteriormente, las clases contaban básicamente con libros de texto, los escritorios acomodados en filas, con poco trabajo en grupo y con clases muy dirigidas por el profesor. Ahora, estas clases con tecnología son más atractivas, principalmente en la dinámica y el esquema. Los estudiantes podrán optimizar sus destrezas y conocimientos durante sus estudios; por otra parte, esta tecnología estará a disposición de centros educativos, escuelas y universidades habilitando herramientas que permitan a los maestros recibir tareas o trabajos, monitorear las pantallas de los estudiantes y proveer lecciones personalizadas.

De esta manera, los docentes deben tener claro que pueden trabajar de la mano de la tecnología, dejar un poco más de lado los cuadernos y tomar más la computadora. Las clases con tecnología pueden ser mágicas y llamar la atención de todos.

* Carlos Hurtado, Gerente del Programa World Ahead

Fuente