Google Glass, los primeros usuarios no están tan satisfechos

google glass problemas
Unas semanas después de que los primeros afortunados usuarios de Google Glass recibieran sus gafas para ser los conejillos de indias, empiezan a reportar los primeros problemas que ven, y eso nos dice que no son tan perfectos como pensábamos.

Según estas personas el uso de Google Glass produce dolores de cabeza y es de imaginar que la vista no esta acostumbrada a esa sobrecarga de imágenes, a la vez produce desconcentración ya que te roba la atención de lo que te rodea y eso es peligroso si no sabes aprender a manejarlo.

Otro aspecto importante es que la batería apenas dura tres horas y media, para ser un gadget que lo más cómodo será tenerlo todo el día, la batería se queda corta. También se quejan de la falta de opciones de configuración, no se puede deshabilitar el brillo de la pantalla, el wifi o Bluetooth por ejemplo.

En condiciones de mucha luz parece no ser muy funcional la pantalla y no se puede modificar el contraste.

El reconocimiento de voz tiene mucho que mejorar ya que aún no es capaz de identificar únicamente la voz de su dueño y al estar en una conversación se vuelve problema.

También ha resultado incómodo para los testers de Google Glass que no se pueden doblar como las gafas normales, hay que llevar un estuche grande e incómodo.

Google tiene mucho que mejorar si quiere que este producto sea un éxito al salir al mercado, sobre todo si mantendrá el precio de $1500 para un gadget que comparte las mismas características de uno que actualmente se puede conseguir por $169.