IBM y Harvard trabajan en un proyecto comunitario de investigación de energía solar

La Universidad de Harvard y el gigante azul ponen en marcha un proyecto de computación comunitaria, que como otros similares, solicita que los usuarios donen la potencia de cálculo no utilizada de sus equipos para acelerar la investigación en materiales de energía solar.

La iniciativa forma parte del World Community Grid, proyecto patrocinado por IBM, para investigar problemas humanitarios como el SIDA o estudios de alimentos como el arroz. Al igual que el proyecto SETI de búsqueda de vida extraterrestre u otros sobre el cáncer, basan su funcionamiento en la donación de cálculo de las máquinas cliente de usuario.

El proyecto de Harvard pretende probar las propiedades químicas de una serie de materiales orgánicos con el fin de determinar su eficiencia como células solares que ayuden a la investigación e implantación de esta energía limpia.

El director del programa explica que por sus propios medios tardarían 22 años en completar las pruebas de miles de compuestos que están programadas. Se espera que gracias a la generosidad ciudadana y al software y servidores de IBM encargados de la gestión de la Red, se puedan completar las pruebas en apenas dos años