Lanzan versión brasileña de Second Life

La empresa Kaizen Games y el portal IG anunciaron el lanzamiento de la versión local del popular universo virtual llamado “Second Life” (www.secondlifebrasil.com.br), de la mano de Second Life Global Provider, programa desarrollado por los creadores de este universo virtual, Linden Lab. “Second Life está modificando la manera de cómo las personas se relacionan en la red y estamos muy orgullosos de ofrecer ese universo virtual en portugués, con soporte local y otras ventajas, como cancelar con tarjeta de crédito nacional” afirma Emiliano de Castro, director de marketing de Second Life Brasil. “Second life” es un mundo virtual en 3D creado por la compañía Linden Lab en 2003 y que aprovecha la internet para proporcionar a los usuarios herramientas para modificar el mundo y participar en su economía virtual, que opera como un mercado real. Ahora, toda esta “realidad” estará disponible en una versión adaptada a Brasil. El programa de visualización que el usuario debe instalar en su PC para acceder a Second Life está en portugués y su soporte esta garantizado por la gente del equipo de Kaizen Games. Además, las transacciones que se realicen pueden hacerse en la moneda local: el real. Para estimular la participación brasileña, los desarrolladores están invirtiendo en escenarios atrayentes para el público. De esta manera, se podrá ver en 3D, escenarios como el Valle do Anhangabaú o el edificio Martinelli – íconos del centro de São Paulo – al igual que la playa de Copacabana, de Rio de Janeiro. “Second Life Brasil es un universo en constante expansión y será a partir de ahora, con todas las facilidades de edificación en portugués, que los brasileños comenzarán a crear y dar forma al contenido”, señala Castro. El acceso de los usuarios al universo virtual es gratuito, pero ellos deben pagar si quieren personalizar sus avatares (nombre que reciben las personificaciones de los personajes) o comprar propiedades u otros bienes en el juego. Para acceder a una cuenta premiun, deben cancelar unos US$ 10. Los creadores de la versión brasileña estiman que más de dos millones de brasileños podrán ser usuarios activos el próximo año.