Proponen código de conducta para los blogs

Inmediata reacción, tanto de apoyo como desagrado, generó la iniciativa presentada por Tom O’Reilly –creador del concepto de Web 2.0– y Jimmy Wales –responsable de la enciclopedia on line Wikipedia– de elaborar una serie de normas para regular la conducta de los internautas en los blogs.

Ideas tan simple como: No digas en internet lo que no dirías en persona; si hay un conflicto responde por e-mail antes que públicamente; toma una posición cuando alguien es atacado injustamente y no permitas comentarios anónimos a menos que haya una dirección de correo electrónico real son algunos de los consejos propuestos por estos personajes.

Como recuerda el propio O’Reilly, la historia de esta propuesta surge a finales del pasado mes de marzo cuando una amiga personal, Kathy Sierra, decide hacer público el acoso al que le someten algunos lectores a través de los comentarios de su blog, con bromas de mal gusto e incluso amenazas de muerte. La cadena británica BBC se hace pronto eco del asunto, y el propio O’Reilly se da poco más tarde la respuesta a sí mismo al crear junto a Jimmy Wales siete puntos sin una estructura demasiado definida, pero que van dirigidos directamente a los propietarios de este tipo de páginas.

Posteriormente, el diario estadounidense The New York Times vuelve a mencionar la historia y vuelve a abrirse la discusión. Lógicamente, fue en los propios blogs donde la noticia ha sido largamente comentada. Un ejemplo es la bitácora de Enrique Dans (http://www.enriquedans.com/), experto en nuevas tecnologías, donde señala: “me parece muy, pero que muy recomendable tomar una actitud proactiva y de apoyo”, afirma bajo un post titulado “Los límites de la mala educación”.Microsiervos, (http://www.microsiervos.com/) otro blog reconocido por la blogósfera, dice que “algunas de estas ideas recuerdan a las del Manifiesto Blog España, otros a la tradicional netiqueta (etiqueta de la Red) que todo Internauta debería conocer y respetar, está el tradicional consejo sobre los trolls (en internet, un mensaje u otra participación que intencionalmente sólo busca crear controversia, por extensión se denomina troll también a quien envía esos mensajes) (…) parecen de sentido común y buena educación”.

Para otros, este tema se refiere más a la censura, como es la opinión de Manuel M. Almeida en Mangas Verdes (http://mangasverdes.es/) y de Fernando Polo en Abladías (http://abladias.blogspot.com/). En el primer caso, se señala que la mayor parte de los puntos no son de difícil cumplimiento, “abogar por que los bloggers sean responsables de los comentarios vertidos en su bitácora es de una enorme gravedad y supondría un grave paso atrás en la lucha por las libertades en la Red”.

Polémicas al margen, las siete normas elaboradas por O’Reilly y Wales son:

1. Sé responsable de los comentarios que permites en tu blog, no sólo de tus propias palabras.
2. Etiqueta el nivel de tolerancia para comentarios abusivos.
3. Considera eliminar todo comentario anónimo.
4. Evitar a los troll.
5. Crea la conversación offline y habla directamente o encontrando un intermediario que pueda hacerlo.
6. Si conoces a alguien que tiene un mal comportamiento, hazlo saber.
7. No digas en internet lo que no puedas decir a la cara.