Asus Transformer Book TX300

20130322-074702.jpg

La nueva Asus Transformer Book TX300 es una tablet convertible que busca un espacio dentro de esa nueva moda. De esa forma, Asus pretende satisfacer las necesidades de los consumidores tanto en los momentos de ocio, como laborales.

Con procesadores de la tercera generación de Intel, que pueden ser i7 o i5 y con 4 GB de memoria RAM. Su pantalla táctil es de 13.3 pulgadas con tecnología IPS, que ofrece una resolución Full HD (1.920 por 1.080 píxeles). Está pensada para poder mostrar películas, fotografías y videojuegos con buena calidad de imagen y colores vivos.

La unión entre el teclado y la pantalla se efectúa a través de un conector magnético al estilo de la Microsoft Surface con esto el teclado resulta muy sencillo de acoplar y de desmontar. Con el teclado sin desmontar, es un ultraportátil muy compacto y delgado.

La tablet sola pesa 950 gramos y, si se añade el teclado, hay que sumar otros 900 gramos. El almacenamiento del equipo también es híbrido. En el modo de tableta, se queda con la unidad de estado sólido (SSD) de 128 GB. En modo portátil, con el teclado acoplado, se puede utilizar el disco duro, que puede tener una capacidad de 320 o de 500 GB. En la tableta hay una salida de vídeo HDMI con conector micro, un lector para tarjetas de memoria microSD y un conector combinado para la salida de auriculares o la entrada de micrófono externo. El resto de la conectividad está en el teclado: dos puertos USB 3.0, un DisplayPort con conector mini (para un monitor externo), un puerto Ethernet, y un lector de tarjetas de memoria SD.

Asus ha incluido en este equipo dos baterías recargables independientes, una dentro del segmento del teclado y otra en la parte de la pantalla. De esa forma, en el modo portátil la autonomía es unas cinco horas, aunque, si se desactivan el disco duro y los puertos de la parte del teclado, se puede extender hasta un máximo de ocho horas. En el modo de tablet, la autonomía es unas ocho horas.

20130322-074702.jpg