Los beneficios de utilizar Virtual Volumes (VVols)

Los beneficios de utilizar Virtual Volumes (VVols) vmware servidores

Los VVols (Virtual Volumes) presentados por VMware hace unos meses ofrecen grandes beneficios a las empresas que utilizan infraestructura virtualizada: reducción de costos, incremento de agilidad, optimización de la utilización de recursos de almacenamiento y mejora de productividad.

La administración del almacenamiento de datos ha sido históricamente una tarea complicada, con muchas tareas manuales, pero con la llegada de los VVols reemplazando VMFS y ofreciendo una administración de storage application-aware, tareas como la solicitud de espacio ahora son realizadas automáticamente, descargando tareas a los administradores y haciendo la gestión de almacenamiento más eficiente.

Los VVols también nos permiten contar con un mayor nivel de granularidad a la hora de asignar y controlar el uso de los recursos de almacenamiento a las máquinas virtuales, pudiendo por ejemplo crear una máquina virtual con un requerimiento de alta disponibilidad y redundancia, compartiendo VVols Datastore (Storage Container) con máquinas virtuales con requerimientos de menor redundancia y disponibilidad.

Esto permite hacer un uso mucho más eficiente de los recursos, reduciendo el desperdicio de éstos, y que las máquinas virtuales obtengan los recursos de almacenamiento que realmente requieren, lo que redunda finalmente en un mejor funcionamiento global de la plataforma, y en una reducción de costos.

VVols es un framework, no una solución empaquetada, y los proveedores de hardware de almacenamiento tienen que implementarla en sus productos y soluciones. Así que la próxima vez que necesites comprar un array de storage revisa que sea compatible con vVOls y que funcionalidades de estos soporta.

Gracias a la velocidad, facilidad de uso y beneficios de los VVols, menos empresas tendrán necesidad de contratar administradores dedicados a storage según IDC.

Más información

Compartir
Artículo anteriorLos niños y la tecnología