Nuevos Procesadores Intel Xeon

Intel Xeon

Intel Corporation presentó hoy la nueva generación de procesadores Xeon E5-2600/1600 v3 optimizados para los nuevos retos de los centros de datos: analytics, cloud computing, infraestructura definida por software y el internet de las cosas. Seran los primeros en usar memoria DDR4 para un mejor rendimiento.

Las nuevas familias de procesadores incluyen numerosas ventajas que proporcionan aumentos de rendimiento de hasta 3x en comparación con la generación anterior2, eficiencia energética de primera categoría y mayor seguridad. Para aliviar la explosiva demanda de infraestructura definida por software (SDI, por sus siglas en inglés), los procesadores despliegan indicadores clave de rendimiento que permiten que la infraestructura proporcione servicios con el mejor rendimiento, la mejor resistencia y un costo total optimizado de propiedad.

“La economía de servicios digitales impone nuevas exigencias a los centros de datos, exigencias para una entrega de servicios automatizada, dinámica y expansible”, señaló Diane Bryan, vicepresidente principal y gerente general del Grupo de Centro de Datos de Intel. “Nuestros nuevos procesadores Intel proporcionan un rendimiento inigualable, eficiencia energética y seguridad, así como visibilidad en los recursos de hardware necesarios para permitir la existencia de una infraestructura definida por software. Con esta reestructuración del centro de datos, Intel está ayudando a las empresas a explotar plenamente los beneficios de los servicios de la nube”.

La SDI es la base para la computación en la nube. La economía de servicios digitales requiere agilidad y escala para que los recursos de infraestructura sean programables y altamente configurables. Estas habilidades, junto a la telemetría, análisis informático y acciones automatizadas, permiten que el centro de datos sea optimizado enormemente. Intel continúa invirtiendo en compartir la visión de un centro automatizado de datos, y con la nueva familia de productos Xeon E5-2600 v3, la empresa ha introducido sensores clave y telemetría que permiten mejorar aún más la SDI.

Con hasta 18 núcleos por socket y 45MB de caché de último nivel, la familia de productos Intel Xeon E5-2600 v3 proporciona hasta un 50 por ciento más de núcleos y cachés en comparación con los procesadores de la generación anterior. Además, una extensión a las Extensiones Vectoriales Avanzadas Intel (Intel AVX2)4 duplica el ancho de las instrucciones enteras de vector a 256 bits por ciclo de reloj para volúmenes de trabajo sensibles a enteros y genera aumentos de rendimiento de hasta 1.9x.

La familia de productos Xeon E5-2600 v3 también aumenta la densidad de virtualización, y permite un soporte para hasta 70 por ciento más de máquinas virtuales por servidor comparada a la generación anterior de procesadores6, lo que ayuda a reducir los costos operacionales de los centros de datos. Los volúmenes de trabajo limitados por el ancho de banda de la memoria aumentarán su rendimiento en hasta 1,4x comparados a la generación anterior, con el apoyo de la memoria DDR4 de última generación. Las Nuevas Instrucciones AES-NI de Intel® también han sido mejoradas para acelerar la encriptación y des encriptación de datos hasta 2x sin comprometer los tiempos de respuesta de aplicación8.

Los procesadores han sido construidos usando tecnología 3-D Tri-Gate de 22 nm, líder en eficiencia energética y en la industria. Con esto, reducen el consumo de energía y al mismo tiempo estimulan el rendimiento de los transistores. Los nuevos estados de energía “por núcleo” regulan dinámicamente y ajustan la energía en cada núcleo de procesador para un procesamiento de volumen de datos más eficiente.
Combinando récords de desempeño y características de eficiencia avanzada, la familia de productos Intel Xeon E5-2600 v3 establece una nueva marca mundial en eficiencia energética de servidores9 basada en el rendimiento por vatios.