Red Hat y Microsoft celebran interoperabilidad de sus soluciones

Tras el acuerdo alcanzado por Red Hat y Microsoft el pasado febrero en aras de la interoperabilidad de sus soluciones software en entornos virtualizados, las compañías han anunciado sus primeros logros.
Dando cumplimiento al acuerdo que establecieron el pasado febrero, Red Hat y Microsoft han dado los primeros pasos para facilitar la interoperabilidad de sus soluciones software en entornos virtualizados. El avance se concreta por un lado en la validación de Red Hat Enterprise Linux 5.4, utilizando el hipervisor KVM (Kernel-based Virtual Machine), para trabajar con Windows Server 2003, 2008 y 2008 R2; y, por otro lado, en la certificación de Windows Server 2008 Hyper-V, Microsoft Hyper-V Server 2008, Windows Server 2008 R2 Hyper-V y Microsoft Hyper-V Server 2008 R2 para operar con Red Hat Enterprise Linux 5.2, 5.3 y 5.4.
Además de una dimensión puramente técnica, esta mejora en materia de interoperabilidad implica el compromiso de ambas compañías para facilitar soporte de forma conjunta a fin de garantizar el buen funcionamiento de sus soluciones. Así y tal y como se recoge en la nota de prensa difundida con motivo de la nueva, “los clientes con contratos válidos de soporte recibirán soporte técnico conjunto para correr el sistema operativo Windows Server virtualizado sobre Red Hat Enterprise Virtualization y para correr Red Hat Enterprise Linux virtualizado con Windows Server 2008 Hyper-V”.
El vicepresidente de Desarrollo Corporativo de Red Hat, Mike Evans, ha celebrado estas mejoras: “estamos felices de poder ofrecer a nuestros clientes interoperabilidad y más posibilidades de elección en virtualización, es decir, capacidad para desplegar entornos virtualizados mixtos con plataformas Red Hat y Microsoft, y con un soporte coordinado por parte de ambas compañías”.

header-MSV-RH

Tras el acuerdo alcanzado por Red Hat y Microsoft el pasado febrero en aras de la interoperabilidad de sus soluciones software en entornos virtualizados, las compañías han anunciado sus primeros logros.

Dando cumplimiento al acuerdo que establecieron el pasado febrero, Red Hat y Microsoft han dado los primeros pasos para facilitar la interoperabilidad de sus soluciones software en entornos virtualizados. El avance se concreta por un lado en la validación de Red Hat Enterprise Linux 5.4, utilizando el hipervisor KVM (Kernel-based Virtual Machine), para trabajar con Windows Server 2003, 2008 y 2008 R2; y, por otro lado, en la certificación de Windows Server 2008 Hyper-V, Microsoft Hyper-V Server 2008, Windows Server 2008 R2 Hyper-V y Microsoft Hyper-V Server 2008 R2 para operar con Red Hat Enterprise Linux 5.2, 5.3 y 5.4.

Además de una dimensión puramente técnica, esta mejora en materia de interoperabilidad implica el compromiso de ambas compañías para facilitar soporte de forma conjunta a fin de garantizar el buen funcionamiento de sus soluciones. Así y tal y como se recoge en la nota de prensa difundida con motivo de la nueva, “los clientes con contratos válidos de soporte recibirán soporte técnico conjunto para correr el sistema operativo Windows Server virtualizado sobre Red Hat Enterprise Virtualization y para correr Red Hat Enterprise Linux virtualizado con Windows Server 2008 Hyper-V”.

El vicepresidente de Desarrollo Corporativo de Red Hat, Mike Evans, ha celebrado estas mejoras: “estamos felices de poder ofrecer a nuestros clientes interoperabilidad y más posibilidades de elección en virtualización, es decir, capacidad para desplegar entornos virtualizados mixtos con plataformas Red Hat y Microsoft, y con un soporte coordinado por parte de ambas compañías”.

http://servidoresredesymas.blogspot.com/2009/10/red-hat-y-microsoft-celebran.html