Prototipo LumiWatch proyecta la pantalla en tu brazo

El equipo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon ha creado un prototipo que podría servir como catalizador para el cambio en la creación y el uso de los relojes inteligentes. Robert Xiao, un Ph.D. en el Instituto de Interacción Persona-Ordenador, trabajó con otros cinco investigadores en la concepción y realización de un invento que parece sacado directamente de una escena de Blade Runner.

Su trabajo de investigación describe el artilugio como una “computadora compacta y gastada con una interfaz táctil proyectada en la piel“, un concepto que ha sido concebido desde hace mucho tiempo pero que ha demostrado ser mucho más difícil de construir con éxito. Sin embargo, eso es lo que Xiao, un miembro innovador de Qualcomm con experiencia en informática y combinatoria y optimización, pudo hacer, junto con la ayuda de compañeros estudiantes y asesores.

La capacidad de proyectar la entrada y la salida del reloj inteligente en la piel permite una interacción mucho más amplia y sencilla con el dispositivo, que aún contiene los beneficios que presenta la tecnología portátil. Con aproximadamente 40 centímetros cuadrados de superficie interactiva, el dispositivo del equipo Carnegie Mellon ofrece casi cinco veces la cantidad de área interactiva que el reloj inteligente típico. Con el seguimiento 2D continuo de los dedos, el brazo se convierte esencialmente en pantalla táctil, y el prototipo parece funcionar mucho mejor, y con muchos menos problemas técnicos, de lo que podría imaginarse desde un dispositivo que aún no se lanzó en el mercado de consumo.

La electrónica que permite que el prototipo funcione, incluyendo una CPU de cuatro núcleos a 1.2 GHz, Bluetooth 4.0, un controlador de Wi-Fi, 768 MB de RAM y 4 GB de memoria flash, además de un módulo de picoproyector de 15 lumen, están contenidos en una carcasa de aluminio que disipa el calor generado por estos componentes, específicamente el proyector. Los gráficos y la pantalla funcionan con el firmware de Android. Una batería de iones de litio de 740 mAh, 3.8 V (2.8 Wh) permite la naturaleza totalmente autónoma del reloj. A través del diseño de hardware y la calibración del software, abordan el obstáculo de que un brazo no sea plano ni perpendicular al proyector, dos requisitos típicos de una proyección exitosa,

Es una computadora completa, con batería que dura un día, más un proyector para gráficos en la piel, así como un sensor de profundidad personalizado que nos permite rastrear la entrada táctil en la piel“, dijo Chris Harrison, director de FIG.

El LumiWatch es un prototipo que va mucho más allá de una conceptualización impresionante, es una ojeada a una de las primeras iteraciones funcionales, si no las primeras, de lo que se parecerán los wearables inteligentes en un futuro no muy lejano.